Skip to main content

ESTRATEGIA Y PRESUPUESTO

ESTRATEGIA Y PRESUPUESTO

El entorno empresarial, las tecnologías, las nuevas tendencias, etc. hace que el rol de un buen CFO, o director Financiero cambie de una manera sustancial.

Ya queda lejos aquellos tiempos el que el CFO o Director Financiero se ocupaba, casi como un señor con manguitos de la contabilidad, de contar el dinero que había y  de procurar que éste no faltase.12282556-de-comercio-de-forex

Hoy en día en nuevo CFO, es alguien mucho más preparado, que conoce perfectamente todos los entresijos de la empresa y que no se ocupará sólo de los números, sino que formará parte muy activa de cualquier decisión importante y relevante en su organización, como yo digo muchas veces, debe de ser una de las manos derecha de la (más…)

Leer Más

TAREAS CLAVE QUE DEBE DESARROLLAR UN BUEN DIRECTIVO

TAREAS CLAVE QUE DEBE DESARROLLAR UN BUEN DIRECTIVO

 

Son bastantes los puntos o tareas clave que un buen directivo debería de desarrollar, aquí voy a enumerar los que yo considero más importantes:

 

1º-Un buen directivo debe de establecer objetivos.

Dentro de su ámbito de actuación un buen directivo debe siempre establecer objetivos. Estos objetivos deberán de estar perfectamente alineados con la estrategia de la empresa, con su cultura, y por supuesto esos objetivos deberán de ser conocidos por el gerente de la empresa y de todos los que forman parte del equipo directivo.

Y no sólo deberá de estar informado el equipo de los objetivos, si no que esos objetivos deben de estar consensuados con el propio equipo. Si los objetivos son elaborados entre un mismo equipo, consensuados por todos, todos los componentes de ese equipo remarán en la misma dirección. El directivo deberá de dirigir a ese equipo en la consecución de los objetivos marcados.

 

2º-Un buen directivo debe de organizar.

Organizar a su equipo, organizar las tareas del equipo, pero nunca debe de olvidarse de delegar en su equipo aquellas tareas que sean precisas.

El buen directivo organiza, pero no dicta los trabajos, debe de delegar con su equipo para que ellos hagan lo que tengan que hacer.

 

3º-Un buen directivo comunica y motiva a su equipo.

Un buen directivo debe de comunicar la estrategia de la empresa a su equipo, los valores de la empresa, el modelo de negocio, etc., todo lo que se precise para que el equipo esté informado de la empresa. Además esto ayudará a motivar a su equipo, esta es otra tarea imprescindible de un buen directivo, motivar. Y todos sabemos que hay muchas formas de motivar,no sólo la remunerativa, por ejemplo hacerles partícipes de las acciones a  tomar, dándoles su confianza, delegando tareas en ellos, etc.

 

4º-El directivo debe de medir.

Se han establecido objetivos como decíamos en el punto 1, se organiza el departamento, se comunica y motiva al equipo, y también hay que medir los resultados del trabajo, ya que lo que no se mide es como si no existiese. Por eso es importante medir cada objetivo marcado (o KPI, indicadores clave) y ver su evolución. Deberemos de marcarnos unos valores para alcanzar que sean creíbles, alcanzables, un responsable para llevarlo a cabo y un hito temporal para conseguirlo, y ver cómo en cada periodo y cada medición vamos consiguiendo acercarnos a esos objetivos, y por supuesto aquí vuelvo a reiterar, que es una labor a compartir con el equipo. Mide, pero comunica dicha medición, motiva para conseguirla.

 

5º-El directivo dirige personas.

Y lo más complicado, dirigir personas. Aquí el buen directivo tiene que tener grandes habilidades humanas, para interrelacionarse con su equipo, con las personas a su alrededor.

Cada persona es un mundo, diferente, con sus manías, virtudes, defectos, etc. Lo más complejo sin duda en una empresa son las personas. Y quizá la tarea más difícil del directivo sea ésta, dirigir personas.

 

Básicamente estas son las tareas que suelde desarrollar un buen directivo, por supuesto que habrá más pero he tratado de englobarlas en estas cinco más importantes y clave. ¿La más difícil? Para mí sin duda dirigir personas.

Leer Más

TEORIA DE LA CUERDA

TEORIA DE LA CUERDA

El equilibrio es la palabra mágica que todos buscamos en esta vida  y pocos encontramos.

Equilibrio en la vida, en el amor, en los negocios, en tu empresa.

Cuando una pareja se casa o se une, cada uno tiende a tirar de la cuerda para conseguir mejores posiciones, decantar la balanza hacia uno mismo, forma parte natural del ser humano, y esa es la principal razón por la gran cantidad de parejas que acaban separándose, ya que uno tira de esa cuerda demasiado y el otro no cede y la cuerda al final acaba rompiéndose, el equilibrio no se logra.

En la empresa sucede otro tanto a lo largo de toda su historia, aquí las partes claramente definidas son por un lado la empresa, gestionada por el empresario, y por otro lado los trabajadores. Cada uno tiene sus poderes, su fuerza, y durante toda la historia han estado tirando de esa cuerda, se han formado grandes fuerzas alrededor de los empresarios y de los trabajadores, los sindicatos como el poder más representativo.

Pero si bajamos a la empresa como organización también existe esa teoría de la cuerda, esa búsqueda por encontrar el equilibrio.

Para mí las claves del éxito de una empresa es alcanzar el máximo partido a lo que llamo las joyas de la empresa: el modelado de su negocio, su potencial humano y sus clientes, tratando siempre de cubrir las necesidades que tienen. Si tuviese que formular mi  teoría de la cuerda, sería con la siguiente fórmula: Clientes+ Modelado+potencial humano. Es decir si quieres tener   clientes bien en buen número o de calidad, tienes que tener un modelo de negocio muy bueno y un potencial humano alto.

Y ahí es donde postulo mi teoría de la cuerda. El reto del empresario es alcanzar un modelo de negocio  muy sugestivo, excelente, óptimo, y que este se reinvente de forma constante, y por otro lado debemos de mimar, de tener al mejor potencial humano, ya que este nos ayudará a llegar a la excelencia, nos aportará feedback para alimentar a nuestro modelo, al igual que feedback nos debe de aporta nuestros clientes. Si conseguimos optimizar esos tres elementos, esas tres patas, nuestra organización o empresa alcanzará el éxito.

El empresario debe de postularse como el director de esta orquesta, el que dirija este entramado para conseguir tener un modelo de negocio sugestivo y atractivo, el que mimará, dirigirá a su personal, para llegar a darle a sus clientes lo que realmente necesitan, y siempre tratará de ir por delante, siendo proactivos, alimentándose tanto de sus propios clientes como de su potencial humano, y reinventar constantemente su modelado, derivándolo a nuevos modelos, pivotando o no en su modelo de negocio base.

Evidentemente esta es una teoría a la que yo le veo todo el sentido del mundo, pero el ponerlo a la práctica requiere de una gran maestría por parte del emprendedor.

Y ahí aparece el “artista” (el empresario, el líder) que dirige la orquesta, el líder que tiene que afinar las notas para que los tres elementos emerjan en su máximo esplendor y lleven a su orquesta (su empresa) a alcanzar el sueño dorado, el éxito.

Reto importante, y al mismo tiempo desafiante. Así pues, amigo empresario, busca la excelencia para dirigir tu empresa, mimando a tu equipo humano, liderándolo, satisface a tus clientes, y busca siempre reinventarte en tu modelo de negocio, no te quedes anquilosado, ya que en un entorno como el actual, si no buscas la excelencia en todos estos elementos, no conseguirás tus metas, lo otro, cada uno se monte su propia película.

Leer Más