Skip to main content

EL CLIENTE ES TU VERDADERO JEFE. SATISFACELO.

EL CLIENTE ES TU VERDADERO JEFE. SATISFACELO.

Y esto lo dicen muchos grandes empresarios, cito a algunos:

Juan Roig, Mercadona: “El jefe es el cliente”

Sam Walton de Walmart “no existe más que un jefe, el cliente, él puede despedir a todos en la empresa desde el portero hasta al gerente

Henry Ford, “No es el jefe el que paga los salarios, los jefes sólo administran el dinero, quien paga el salario son los clientes”

El maestro Steve Jobs decía que había que tratar de superar las expectativas de nuestros clientes. El cliente muchas veces no sabe bien lo que quiere, y somos nosotros quienes tenemos que mostrarle varias opciones.

EL CLIENTE ES TU VERDADERO JEFE. SATISFACELO.
EL CLIENTE ES TU VERDADERO JEFE. SATISFACELO.

Al cliente hay que hacerle vivir experiencias maravillosas, de esa manera lo vamos a fidelizar.

Buscando la rentabilidad en nuestros clientes.

Algo común en todas las organizaciones es que el 20% de nuestros clientes nos generan el 80% de nuestros beneficios, y aquí no hablo de ventas, si no de beneficios. Y muchos de ese 80% de clientes que nos producirá el 20% de nuestros beneficios, nos hace perder mucho tiempo valioso, ¿qué hacer? Muchas veces es mejor dejar de atender a esos clientes y focalizar nuestro tiempo en darles a nuestros clientes VIP (ese 20%) mejores servicios o tratar de conseguir nuevos clientes del segmento VIP.

Puede parecer un poco duro, pero es de sentido común, hay que analizar a nuestros clientes y tomar este tipo de acciones, seguro que haremos más rentable a nuestra organización.

¿Qué es satisfacer a nuestros  clientes?

Es generar una relación de confianza con ellos, es cumplir con lo prometido, es ir más allá de cumplir con sus expectativas que tenían con nosotros, es ofrecerles un trato personalizado y hacer una relación diferencial, especial, es mimarles, es ofrecerles más de lo que ellos mismos nos piden.

Si somos capaces de darles todos esto a nuestros clientes esteremos consiguiendo unos clientes fieles de por vida, claro, siempre que nunca dejemos de darles todo esto.

Así pues no olvides que:

– el mayor patrimonio de tu empresa son tus clientes

-Tienes que crear recursos para mantener ese patrimonio, tu personal, formación, etc.

-Busca siempre satisfacerle más allá de lo que ellos mismos esperan de ti.

La meta de tu empresa  es alcanzar la satisfacción de tus clientes.

Deja un comentario