Skip to main content

En busca de la financiación perdida

Llevo asistiendo a varias charlas de ilustres economistas e incluso de ex-directivos de la banca (los que han salido de la banca y están intentando reinventándose como muchos de nosotros). Todos coinciden en lo mismo, la falta de financiación por parte de la banca.

El empresario puede necesitar financiación por diversos motivos, o bien para proyectos a largo plazo, o bien para corto:

 1º-Financiación a largo plazo.

Tener un proyecto de internacionalización, de lanzar un nuevo producto al mercado, de adquirir maquinaria o cualquier inmovilizado para crecer o para crear un nuevo proyecto.

El empresario puede tener un ahorro más o menos importante, y de seguro que lo invierte en su proyecto, pero hay muchos proyectos de tal envergadura que se necesita una financiación extra. Hasta ahora acudíamos a la banca y en la mayoría de las ocasiones, si éramos capaces de convencer a la banca de las excelencias de nuestro proyecto, mediante un buen Plan de Negocio, o Business Plan, demostrando y convenciendo que nuestro proyecto es capaz de generar unos flujos de fondos entrantes superiores a los salientes. Hoy no es así, o buscamos en otro sitio o no podemos llevar a cabo nuestro proyecto.

2º-Financiación a corto.

Normalmente el empresario puede necesitar una financiación extra debido a un crecimiento temporal de ventas, a un problema que le puede trastocar su marcha normal como el de un impago, o cualquier motivo que tenga necesidad de una financiación a corto plazo.

Hasta hace pocos años en la mayoría de las veces contábamos con el apoyo de la banca. Al fin y al cabo la finalidad máxima de la banca es prestar dinero y con ello sacar una rentabilidad, algo que ahora la mayoría de la banca parece haber olvidado.

Pero hagamos un pequeño análisis de por qué hoy no podemos contar con la banca.

Hemos dicho que la finalidad máxima de la banca es prestar dinero, pero para ello tiene que tener ese dinero.

De dónde le entra dinero a la banca (para que lo pueda prestar):

1º-De los ahorradores que ponen su dinero en la banca para sacar una rentabilidad, en depósitos, cuentas de ahorro…etc.)

2º-Mercado de capitales, emisión deuda pública, bonos, obligaciones, cédulas…)

3º-de su propio capital (capital social), en menor cuantía, pero es otra fuente donde entra liquidez en la banca.

Bien según datos la suma de todos estos sumaban (datos de mayo-13) un total aproximado de 2.2 billones de euros.

Por otro lado el endeudamiento de la economía española, viene de:

1º-las deudas contraídas por las familias.

2º-deudas de las empresas

3º-el endeudamiento de las administraciones públicas (Estado, ayuntamientos…etc., hasta sumar ya más del 87% sobre el PIB- PIB sobre 1.04 billones)

La suma de todas estas partidas está en 2.8 billones.

En conclusión, si a la banca le entra liquidez por 2.2 billones y la deuda general de la economía española es de 2.8 billones. Es obvio que la banca no tiene suficiente dinero para prestar. Se  tiene que recurrir a deuda externa para mantener el endeudamiento actual.

Además hay una serie de factores tales como el porcentaje de morosidad de la banca (http://www.elblogsalmon.com/tag/morosidad ) que ha subido desde un 2% en año 1999    hasta un  11,38% noviembre 2012 (en abril 2013 se situó en el 10.9%), que nada ayudan a la hora de que la banca preste dinero.

Otro factor importante es el enorme miedo, yo diría pánico que hay en las personas que tienen que tomar la decisión de conceder un crédito. El otro día hablaba con un amigo que trabaja en la banca en riesgos y me contaba la enorme presión que tienen en estos momentos, que les obliga a ser extremadamente rigurosos en cualquier expediente de financiación que le entra, tienen auténtico pánico en estos momentos, con lo que además de que no hay liquidez en nuestro sistema financiero, existe un componente psicológico (humano) que nos hace en estos momentos ser mucho más restrictivos a la hora de conceder un préstamo. Ante la pregunta que le hice de que solución se le ocurría para solventar este problema, no supo dame ninguna respuesta, tan sólo me miró con cara de desdén y  encogió los hombros.

No se ve la solución este problema.

Mucha publicidad en los medios, en los políticos, pero los empresarios con sus proyectos empresariales no encuentran la solución para lanzar su proyecto empresarial. Y yo me pregunto, si lo que está claro es que los únicos que pueden sacar a este país de la situación actual son los empresarios, y éstos no pueden contar con financiación para apoyarles cómo vamos a salir de esta crisis?

Invito a todos aquellos empresarios que tenga un proyecto que busquen por otras vías, las hay.

Tenemos que cambiar nuestra mentalidad de que sólo tenemos como vía de financiación a los bancos, hay otros medios, tanto nacionales como de empresas extranjeras que puedan ayudar a estos empresarios.

En conclusión, debemos de buscar la financiación en otros sitios diferentes a los que hasta ahora estábamos acostumbrados (la banca), y pensar que la banca tal como la conocíamos antes ya no está y no estará.

One thought on “En busca de la financiación perdida

Deja un comentario